Subirse a un autobús para hacer una salida, es toda una aventura para infantil, la felicidad que manifiestan y la alegría en su mirada, son signos de su enorme ilusión. Asistimos a la representación del Pequeño Circo Ambulante en el Palacio de la Ópera. Como llegamos los primeros tuvimos la suerte de que nos sentaron en primera fila y pudimos hablar con los actores antes de empezar la entretenida función. Seleccionaron a Carmen, de 3 años, para bailar con los actores y aunque al principio estaba un poco tímida, ya que la sala estaba a reventar, lo hizo de maravilla. ¿Cuándo nos tocará salir otra vez? . . . . . . .

Escribe un comentario



Últimas Noticias